martes, 2 de marzo de 2010

Sedes preapara el encofrado de la marquesina del Niemeyer


La estructura, de tres metros de altura, conectará museo y auditorio
La empresa constructora Sedes comenzó ya a realizar el encofrado de la marquesina del Niemeyer, que conectará museo y auditorio. La estructura, de casi tres metros de altura, tendrá un desarrollo sinuoso y una anchura variable que oscilará entre los 3,5 y los 8 metros. Según explicó el arquitecto Javier Blanco, uno de los directores de la obra, en seguida se hormigonará este elemento, que atraviesa la plaza diseñada por el brasileño Oscar Niemeyer. Blanco indicó que también dentro de unos días se retirarán los encofrados de la torre-mirador, cuya parte superior ya está descubierta.

Las obras continúan en el interior del museo, donde se trabaja en el aislamiento acústico y se colocan ya piezas de tabiquería. Durante la reciente visita del arquitecto Jair Valera, jefe del estudio de Niemeyer, se decidieron varios de los materiales que se necesitan para los remates. Así, según indicó Blanco, se eligió emplear terrazo continuo para el suelo de la plaza, de un color lo más parecido posible al blanco de los edificios.

En el exterior, esta superficie blanca sólo quedará rota por dos elementos del auditorio: el mural en el que dominarán los amarillos y el portón de entrada, que será de color rojo.

El próximo mes se cumplirán los dos años del inicio de la obra, y el fin de los edificios está previsto para finales de este año, por lo que la inauguración no será en 2010, como estaba anunciado inicialmente. El presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, ya dijo recientemente en Avilés que el centro entrará en funcionamiento a principios de 2011. No obstante, también está previsto que se organicen visitas guiadas a partir del verano, una vez que comiencen a rematarse los edificios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario