martes, 16 de marzo de 2010

La Arena ha comercializado 1085 Kg de alevin de angula


La rula de La Arena ha comercializado, a falta de diez días para acabar la costera, 1.085 kilos de alevín de anguila, la mejor cifra desde 2003

La angula vuelve por sus fueros en la desembocadura del río Nalón, o al menos eso es lo que piensan los profesionales de la pesca cuando apenas faltan diez días para el final de la costera. Después de la nefasta campaña de 2008-2009, considerada la peor de la historia, los anguleros se han visto recompensados este año con unas capturas que ya alcanzan los 1.084,9 kilogramos, más acordes con la tónica general del último lustro. Y es que las cifras hablan por sí solas: en la rula de San Juan de la Arena han sido subastados hasta el momento 812,99 kilogramos más que el año pasado por estas fechas. A pesar de todo, los pescadores prefieren no lanzar las campanas al vuelo y advierten de que «las actuales restricciones han propiciado un repunte del furtivismo».

«Creo que esta costera ha sido acorde con las últimas, a excepción de la del año pasado, cuyas pobres capturas fueron realmente anómalas», opina el patrón pixueto Salvador Fernández. Por su parte, el patrón arenesco Eloy Sopeña no oculta su satisfacción, pero advierte de que «se perdió la oportunidad de pescar más como consecuencia de las restricciones impuestas por la nueva normativa». «En otros países no tienen esas limitaciones, mientras que nosotros tenemos que reducir el esfuerzo pesquero», enfatiza Sopeña.

Ambos patrones coinciden en señalar que el furtivismo se ha intensificado durante la presente costera. «Los furtivos aprovecharon para pescar durante los paréntesis de quince días», sostiene Eloy Sopeña, para quien «las restricciones están fomentando las prácticas ilegales». A tales efectos, Salvador Fernández comenta que «sería necesario un mayor control durante los períodos de descanso».

La cancha de la rula de La Arena no era testigo de unas cifras de subasta como las de este año desde la costera 2002-2003, campaña en la que se subastaron 1.231 kilogramos del llamado «oro blanco del Nalón». De todos modos, atrás quedan los años en los que los sedazos de los anguleros llegaban a capturar la friolera de doce toneladas de alevines. Los pescadores no hallan una explicación a esta aparente mejoría. «El año pasado no se dieron las condiciones meteorológicas adecuadas. El deshielo se produjo muy rápido y las aguas enfriaron mucho. No obstante, cabe decir que no había angula», explica Sopeña. «Se trata de una especie muy sensible a los cambios. Los vientos predominantes de un año o las corrientes pueden influir mucho. ¿Quién sabe qué sucedió el año pasado?», se pregunta Salvador Fernández.

Por otra parte, el precio del kilogramo de angula ha rondado esta temporada los 350 euros. «Se ha situado entre los 280 y los 500 euros», precisa Fernández. «Si hubiese habido más capturas, habría más margen e incluso se podría haber llegado a una media de 400 euros», concluye Eloy Sopeña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario