jueves, 4 de marzo de 2010

El Club Naútico de Luanco quiere potenciar el remo entre los jóvenes

En el Club Náutico de Luanco recuerdan aún las hazañas de Ramón Fernández allá por los años sesenta y setenta y el papel de Cesáreo Álvarez dentro del equipo de remeros gozoniego durante las mismas fechas. Por ello, el club ha querido homenajear mañana en una cena a estos dos vecinos por su dedicación y por su impulso de un deporte que necesita relevo. Los cadetes del club luanquín se hicieron hace meses con el Campeonato de Asturias, pero eso no basta. El club quiere impulsar este deporte entre los más jóvenes e iniciará una serie de encuentros con los centros educativos para promocionar un deporte «con sabor a Luanco».

Cesáreo Álvarez fue uno de los impulsores del club allá por los años sesenta. Formó parte de la directiva del Náutico y fue árbitro de remo hasta los años setenta. Ramón Fernández empezó en infantiles en el club de remo y llegó a quedar segundo en un campeonato de España en Cedeira (La Coruña) en 1972. «Cuando no teníamos patrón en las trainerillas iba él, y llegó a hacerlo hasta con 60 años, y si ahora se lo pedimos, también lo haría», explica César García, miembro de la directiva actual del club.

El homenaje a estas dos figuras del remo luanquín se realizará en un conocido restaurante de Luanco, horas después de la misa en honor de los remeros y de los directivos fallecidos. En la sobremesa de la comida actuarán «Los Marinos», un grupo de música que volverá a la escena después de varias décadas sin subirse a un escenario. Y es que en esta cena se hablará, sobre todo, de remo, de anécdotas y de hazañas pasadas, pero también del futuro que le depara a este deporte en Luanco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario