lunes, 15 de febrero de 2010

Los bares de copas de Aviles se disfrazan por Carnaval

Los bares de copas vuelven a la tradición avilesina de esconder bajo un disfraz la entrada de todo el año, pero el personal se queda en casa en un fin de semana más que gélido
Todo es mirar a las galaxias muy muy lejanas. Los locales de copas de Avilés, como todos los años por estas fechas, han vuelto a cumplir la tradición de antroxar sus fachadas, por un aquel de no ser, por unos días, el bar de siempre, el de la esquina, el de la misma música. Es lo que tiene el Carnaval.

La decoración de los pubs de Avilés sigue este año una línea sideral, la que marcaron los reyes del Goxu y de la Faba, que tienen la mirada puesta en el espacio desconocido. En total se camuflaron 18 locales, esta vez, sólo de Avilés, concretamente, en Sabugo, la misma villa, Carbayedo y Rivero.

Todas las rutas nocturnas tienen su disfraz estelar, pero en las noches de este pasado fin de semana la iluminación astronómica no llenó la fiesta, pero es normal, aseguraron los festivos especialistas consultados por este periódico. Los chigreros explican la falta de convocatoria del viernes por el frío, la lluvia y el aguanieve. La del sábado, la más grande del Antroxu, no fue mejor, aseguraron los hosteleros. Pocas más ocasiones habrá para disfrutar de la madrugada de Antroxu, ya que mañana, martes, día de Carnaval, será laborable en Avilés. Y la noche de fiesta y los días de labor no terminan de cuadrar.

La decoración interestelar, quizá por esta ausencia de público, se mantuvo, en rasgos generales, indemne. Hubo naves espaciales incrustadas en las fachadas, habitantes verdes colgando de los toldos, avilesinos de pro reubicados bajo la sombra cobijadora del Niemeyer. También lucieron marcianos de dibujos animados, alienígenas llenos de ojos. Todos los chigres con ganas de ser campeones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario