martes, 3 de febrero de 2009

Vuelve el entierro de la Foquina


Los hosteleros de La Ferrería y la calle del Sol recuperan un acto de Antroxu que se perdió a principios de los 80
Una decena de hosteleros del casco antiguo de Avilés, principalmente de las calles de La Ferrería y del Sol, han decidido darle vida al domingo de Carnaval. Por ello, quieren recuperar una tradición que se remonta a los primeros años ochenta. Se trata del entierro de la Foquina, que no se ha podido incorporar al programa festivo del Antroxu avilesino, ya que la idea surgió hace pocas semanas.

La propuesta de recuperar este acto nació tras una charla-coloquio que se organizó en el bar El Cafetón. Allí, miembros de la Cofradía del Santo Entierro de la Sardina, entre otros, apoyaron la iniciativa de Carlos García, propietario del local, y de otros hosteleros de la zona. «Hay que hacer algo el domingo de Carnaval, que queda siempre con menos actividad», dice García. Y así fue. Tras una serie de reuniones entre hosteleros, el asunto está claro. Ayer mismo oficializaron su decisión.

La comitiva del entierro de la Foquina partirá de la estación de tren de Villalegre a partir de las siete de la tarde con una foca a hombros y realizada por el artista local, Favila. «Mañana -por hoy- iremos a hablar con los hosteleros de Villalegre para ver si se quieren sumar al entierro», señala Carlos García. De Villalegre a Avilés en tren. A continuación, la comitiva recorrerá el parque de El Muelle, lugar donde reside la auténtica estatua de la Foca, y avanzará hasta la plaza Carlos Lobo. Tras una parada en la que se hará una pequeña fiesta, la comitiva irá pasará por la calle de Los Alfolíes para llegar a Los Alas. Fue en esta calle donde el entierro de la Foquina se realizó por primera vez. «Y en Los Alas, otra fiesta», añade García.

La procesión dará sus últimos pasos por la calle Jovellanos, frente a Correos, y se detendrá en la calle del Sol para proceder a los «actos fúnebres». Los hosteleros no saben qué harán con la imagen de la «foquina» pero lo que sí saben es que «no se puede quemar». Ahora, y con todo casi en marcha, los hosteleros quieren potenciar el Carnaval en un día en el que las actividades programadas son escasas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario