lunes, 23 de febrero de 2009

La playa de Xagó tendrá excelencia sanitaria en 2009



Las playas del concejo de Gozón mantuvieron durante el pasado año la misma tendencia de calidad en sus aguas que en anteriores ejercicios. Así, para el comienzo de la temporada de baños de 2009 -a mediados de junio- volverán a contar con la máxima calificación de las aguas de baño en cuatro de sus cinco mayores arenales. Así, las playas de Xagó, Verdicio, Luanco y San Pedro de Antromero contarán con la certificación de aguas aptas para el baño de muy buena calidad que concede la Agencia Regional de Sanidad Ambiental.

Esta situación se dio gracias a que las aguas del mar Cantábrico que bañan los arenales del concejo se mostraron limpias en parámetros cercanos al noventa por ciento a lo largo de los tres meses que duró la pasada temporada de verano.

La calidad sanitaria de las aguas se determina a través de estudios analíticos repetitivos que se llevan a cabo con una frecuencia quincenal, a lo largo de la temporada veraniega. En estos análisis lo que se valora son criterios microbiológicos de contaminación fecal.

Tan solo la playa de Bañugues registró parámetros de calidad inferiores a los del resto del concejo, a pesar de lo cual recibió durante el pasado año la certificación de apta para el baño, con aguas de «buena calidad». Esto significa que la contaminación fecal de sus aguas, la existencia de materias flotantes y de algas, existió durante los meses estivales pero en cifras más inferiores.

El municipio gozoniego mantiene sus aguas limpias desde el año 2005 porque los resultados obtenidos son similares año tras año. Estas certificaciones son la base sobre la que se asienta la concesión de banderas azules en las playas. En cada playa analizada están fijados unos puntos de muestreo, que en el caso de los arenales del concejo de Gozón son únicos en cuatro de sus cinco playas. Tan sólo en el caso del arenal de Xagó, y dadas las dimensiones de la playa, se fijan dos puntos de muestreo, uno en la margen oriental de la extensa playa, y otro en la occidental.

De cada uno de los puntos de muestreo, al final de la temporada de baño -a mediados de septiembre del pasado año- se realizó una evaluación que tuvo en cuenta los datos de la temporada finalizada, y los de las tres temporadas anteriores, aplicándoles los criterios de calidad y valoración que establece la norma, que es una directiva comunitaria, mediante la cual las aguas que bañan la costa del concejo deben registrar valores limpios en torno al ochenta y al noventa por ciento de las muestras tomadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario