jueves, 26 de febrero de 2009

Robo de la ley de costas en Zeluan

Varios residentes afectados por el deslinde de Costas consideran «vergonzoso» que sus viviendas puedan someterse a expropiación
El deslinde que Costas propone para Zeluán es «vergonzoso», a juicio de los vecinos, ya que fincas y casas se verán afectadas por la ley de Costas, y los residentes no quieren pensar en ello, mientras el gobierno local trata de encontrar una solución para el problema.

«Estamos indignados», dice César Muñiz, de «Casa Narán», uno de los propietarios de una finca anexa a su casa que quedará partida en dos. Muñiz vive en la vivienda donde nació y que compró su padre «con el sudor de su frente» en 1932. En estas cuatro paredes, su mujer, Pili Piquín, dio a luz a uno de sus dos hijos. «Y, ahora, nos quieren expropiar sin ver un duro, la ley de Costas no es lógica», asegura Muñiz ante su domicilio.

Los vecinos de Zeluán argumentan que, además del deslinde que afectará a sus casas y terrenos, en el plano dibujado por la Demarcación de Costas se perfila una servidumbre de paso: un camino de seis metros de ancho. Uno de los más afectados es José Antonio Fernández, que verá cómo su casa, si la propuesta se lleva a efecto, se convertirá en un camino y su finca quedará marcada por el deslinde. «Esto es un robo legal», sentencia. El terreno de Fernández comparte muro con la finca anexa a la casa de Muñiz y Piquín. Fernández vive en ese edificio desde que se casó y asegura que sus suegros habitan en el inmueble desde los años sesenta.

Para Muñiz, si lo que pretende la ley es que salgan a la luz las marismas que había antaño, el polígono de Maqua entero se verá afectado por la propuesta de Demarcación de Costas. «Ahí, de jóvenes, pescábamos de todo», dice. Los vecinos piden al Ayuntamiento gozoniego que colabore para evitar «que una ley devastadora» acabe con parte de su vida: sus viviendas.

Además, según los afectados por la ley de Demarcación de Costas, hay un bloque de pisos en Zeluán que también está sometido al «dichoso deslinde».

Casas, fincas y pisos se verán así afectados por una regulación que, aunque aún es provisional, marca el futuro de las zonas limítrofes con la ría de Avilés, como es el caso de Zeluán y el polígono de Maqua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario