sábado, 14 de marzo de 2009

El Festival de la Angula en La Arena bate records

El XXII Festival de la angula comenzó ayer batiendo
un récord de reservas que espera superarse hoy

El Festival gastronómico de la angula ha arrancado con más fuerza que nunca. Pese a que la crisis hacía barajar unas expectativas no muy halagüeñas con vistas a la presente edición, los tres restaurantes que participan -El Pescador, El Sibarita y Ría del Nalón- recibieron ayer en sus comedores más visitantes que durante la primera jornada del año pasado. El número de reservas para hoy, sábado, supera con creces los dos centenares de comensales y se espera que mañana esta cifra pueda llegar incluso a ser rebasada con creces.

Esta gran oleada de fieles al «oro blanco del Nalón» ha sido más palpable en los restaurantes arenescos El Pescador y El Sibarita. No obstante, el restaurante Ría del Nalón, sito en Soto, también ha sido gratamente sorprendido por el número de reservas registrado. «A pesar de que se creía que la crisis influiría en el funcionamiento del festival, en la presente edición tenemos más expectativas que en la del año pasado. El domingo será el día grande para nosotros», comenta Vicente Pisonero, director del hotel Palacio de La Magdalena, que participa por segundo año consecutivo en el festival, tras su apertura.

Cien fueron las personas que se pasaron ayer por El Pescador, restaurante regentado por el matrimonio compuesto por Gonzalo Gutiérrez y Mónica Paíno. «En Navidad se vendió muy poca angula, pero febrero y marzo están siendo excepcionales. El precio sigue siendo asequible y la angula de esta costera es realmente buena», señala Gutiérrez y añade que desde hace semanas recibe llamadas solicitando reservas desde toda España. «Nos llaman desde Ciudad Real, Madrid, León y Bilbao, entre otras. Este año el festival ha sido posible gracias al Ayuntamiento, al plan de dinamización turística y a los tres hosteleros participantes», apunta Gonzalo Gutiérrez.

Por su parte, Agustín Riesgo, propietario del restaurante El Sibarita, afirmaba ayer tarde que con mucha probabilidad esta edición puede ser mejor que las pasadas. «He tenido que establecer dos turnos por falta de mesas ante tantas reservas. Tenemos la libreta hasta los topes, estoy seguro de que vamos a perder gente por falta de espacio», comenta Riesgo mientras no para de recibir llamadas telefónicas y organiza la distribución de su comedor. «Parece ser que por ahora la crisis no ha afectado al Festival de la angula», concluye Riesgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario