miércoles, 21 de abril de 2010

La Isla de la Innovación selecciona a Foster, Rogers, Chipperfield, Mangado y Ezquiaga


Santiago Caicoya: «Los 18 equipos participantes tenían solvencia y capacidad para redactar el plan especial, pero queremos a los mejores»
La sociedad de la Isla de la Innovación ya tiene su repóquer de ases. La preselección de los candidatos a redactar el plan especial de la nueva centralidad, que tiene un presupuesto de 700.000 euros, deja a cinco únicos equipos en liza, con los británicos Norman Foster, Richard Rogers y David Chipperfield y los españoles Patxi Mangado y José María Ezquiaga como figuras más destacadas. El gerente de la Isla, Santiago Caicoya, aseguró que el alto nivel de los 18 participantes le había dado al concurso difusión mundial. «Todos los equipos tenían solvencia y capacidad como para hacer este trabajo, pero queremos a los mejores, y estos cinco son los mejores», planteó.

Los cinco equipos seleccionados son la UTE Taller de Ideas/Ove Arup/Tecnia Ingenieros -en el que colaboran algunos arquitectos del despacho de Foster-, la UTE IDOM/Richard Rogers/Vidal Arquitectos, Mangado y Asociados, la UTE Avilés Innova (Chipperfield/Arqyur/Seoane) y la UTE AFI/Ezquiaga. Los delegados son, respectivamente, Ignacio Alcalde (director de Taller de Ideas y de la Fundación Metrópoli), los arquitectos asturianos Julio Redondo y Verónica Durán, Alfredo Garrote (arquitecto de Arqyur) y, por último, el economista avilesino Javier García Álvarez, del Instituto CIES.

Caicoya explicó los criterios de selección de los licitantes: por solvencia económica y financiera se concedieron un máximo de 25 puntos, y por solvencia técnica 75, desglosados en las características del equipo (40 puntos) y los conocimientos empíricos (35 puntos). Al mejor de los equipos en cada aspecto a evaluar se le otorgó la máxima puntuación, y a los demás se les calificó en comparación con ese referente. «En el concurso participaron profesionales muy buenos; hace unos meses era inimaginable», aseguró Caicoya.

Algunos de los detalles evaluados fueron la coherencia de los equipos, la cualificación de los profesionales, la participación de personal de apoyo local, la profesionalidad de los delegados y el prestigio de los candidatos: «Si un equipo o un profesional es reconocido mundialmente, eso es interesante; si algo tiene marca no suele ser porque sí», afirmó el gerente de la sociedad. Caicoya, además, valoró la capacidad de comunicar: «Queremos que esto que estamos haciendo llegue a los confines del mundo y atraiga a profesionales que se interesen por el proyecto».

Según los plazos planteados por la sociedad de la Isla de la Innovación, los candidatos a redactar el plan especial tienen hasta el 21 de junio para presentar una memoria en la que, en un máximo de 100 folios, expongan su propuesta de trabajo. Caicoya aseguró que, independientemente de la puntuación obtenida por cada uno en la fase de preselección, todos los equipos parten con el contador a cero para esta segunda y definitiva parte del concurso.

El contenido de esta memoria debe responder a las preguntas de qué sabe cada grupo de la nueva centralidad, qué objetivos plantea y sobre qué mimbres se puede tejer; no hay que olvidar que la sostenibilidad económica del plan será uno de los aspectos determinantes. La evaluación de los trabajos se prolongará, aproximadamente, durante un mes, ya que el objetivo es contratar el plan especial de la Isla de la Innovación a finales de julio o principios de agosto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario