jueves, 8 de abril de 2010

Aumentan los visitantes en el Museo Maritimo de Luanco


El museo luanquín recibió durante el primer trimestre del año un 48% más de visitantes que en el mismo período de 2009
El Museo Marítimo vive sus mejores momentos en cuanto a número de visitantes. En el primer trimestre del año el centro recibió un 48 por ciento más de personas que en las mismas fechas del año pasado, ya que se pasó de vender 2.665 a 3.940 entradas a fecha del 23 de marzo de 2010. Durante el puente de Semana Santa, el 2 y el 3 de abril, el complejo atendió a 290 visitantes, según los datos que maneja la Consejería de Cultura.

«En todo este tiempo hemos intensificado nuestra labor en el museo en colegios y agencias de viajes y eso se nota en el número de visitantes», asegura José Ramón García, director del Museo Marítimo de Asturias, que añadió que uno de los mayores logros del centro que dirige es conseguir que los visitantes vuelvan a asistir al museo. Según García, cada vez son más las personas que acuden al complejo cultural recomendadas por otras que ya lo conocen. «Nuestros números nada tienen que ver con los del Museo del Jurásico o el de la Minería, pero poco a poco vamos saliendo adelante», indicó García, que destacó además que el centro ha sabido amoldarse a los tiempos «y lo mismo acoge bodas que conciertos o conferencias». En el aspecto económico, el museo facturó en los tres primeros meses de 2009 1.862 euros, frente a los 3.100 euros de este año. Ese dinero es gestionado por la propia Fundación del Museo Marítimo para futuras inversiones.

Pese a las aparentes buenas cifras, la dirección del centro museístico confía en seguir subiendo. Una buena manera de aumentar el número de visitas es la colocación de indicadores en Luanco para que los turistas y visitantes se acerquen a un Museo que cuenta con más de 10.000 piezas vinculadas a la divulgación de la navegación y el mundo del mar en general.

Dependiendo de la estación del año, el tipo de personas que visitan el centro museístico cambia. Así, por el verano predominan las familias y visitantes individuales; por el otoño, excursiones de personas mayores, y en primavera, son los escolares los que más acuden al Museo Marítimo. Los alumnos encuentran en este complejo un espacio para el aprendizaje. La dirección del Museo prepara cuidadosamente las visitas, organiza talleres y entrega a cada niño un dossier en el que los pequeños han de expresar los conocimientos adquiridos durante su estancia en el centro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario