martes, 6 de abril de 2010

El Ayuntamiento de Avilés construira una Escuela de Vela en la margen derecha de la ría


«Necesitamos que las nuevas instalaciones estén operativas para la regata de San Agustín, a finales de agosto», advierte Pascual Cabaño
Los responsables de la Escuela de Vela del Puerto de Avilés confían en que las nuevas instalaciones estén construidas a finales del mes de agosto. El Ayuntamiento de Avilés tiene previsto destinar 350.000 euros con cargo al canon del agua para construir una escuela de vela en la margen derecha de la ría. Pascual Cabaño, presidente de la entidad, explicó que el consistorio se está encargando de redactar el proyecto, en el que se incluye la construcción de tres edificios: el primero estará destinado a aulas, oficinas y almacén de enseres; el segundo, a vestuarios; y, el tercero, a un almacén para la reparación de barcos.

«Nosotros necesitamos que las nuevas instalaciones estén ya operativas para finales de agosto, que es cuando se celebra la regata de San Agustín», explicó Cabaño. Este año, además, la Federación Española de Vela ha designado Avilés como sede del campeonato nacional por equipos de barcos infantiles tipo «optimist», una competición que se celebrará del 31 de agosto al 4 de septiembre. «Van a participar unos 200 chicos y chicas de toda España y las actuales instalaciones no están en unas condiciones óptimas», comentó el presidente.

Pascual Cabaño apuntó, además, que el club impartirá, como otros años, los cursos de vela aunque se tendrán que compatibilizar con las obras. El presidente explicó que no están notando que la crisis merme la participación en las clases. «Tenemos un esquema de funcionamiento que facilita el acceso a la vela a precios asequibles. No somos un club elitista. Así, aunque es una actividad más cara que otras, como por ejemplo el atletismo, nosotros becamos a aquellos niños cuyos padres no tengan suficientes recursos económicos», explicó. Así, el club cuenta con un programa de ayudas públicas para financiar la compra de material a, por ejemplo, niños cuyas madres estén en una casa de acogida o cuyas familias estén en riesgo de exclusión social. «Esos niños pueden navegar a precios asequibles e, incluso, gratis», añadió Cabaño.

El responsables del club de vela de Avilés explicó que las clases en la ría son más asequibles que en otros puntos. Cuestan en torno a 11 euros al mes. «Lo que más cuesta es el curso de iniciación, que asciende a 70 euros, pero es ahí donde becamos a la gente que lo necesite. Nuestro lema es que nadie que quiera se quede sin navegar por motivos económicos», argumentó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario