viernes, 20 de noviembre de 2009

Avilés busca en su ría lo que Gijón halló en la mar

Avilés afronta un proceso de transformación de cara a la ría como el que ya vivió Gijón de cara a la mar. Rosa García Quirós, profesora de Arte de la Universidad de Oviedo, analizó ayer en el Centro Municipal de Arte y Exposiciones el nuevo diseño urbano del muelle de Gijón, «un lugar íntimamente ligado con la vida de la ciudad y de los gijoneses». La profesora universitaria, una de las ponentes en las VI Jornadas de espacios de creación que se celebran en la ciudad, argumentó que el cambio en el uso del antiguo muelle gijonés tiene una «justificación clara»: «Devolver la ciudad a los ciudadanos que es, en suma, la finalidad de cualquier proyecto de diseño de un espacio urbano»; un proceso similar al que se persigue en Avilés con la recuperación de la ría, el Puerto y su entorno.

Los viejos muelles gijoneses se han convertido hoy en una zona de ocio, esparcimiento y oferta cultural. García Quirós explicó cómo se produjo esa transformación desde el siglo XIX: a la actividad pesquera se sumó en la segunda década de ese siglo la actividad industrial, lo que conllevó la construcción de nuevos diques y espacios destinados al movimiento de mercancías, como el carbón. La crisis industrial de la segunda mitad del pasado siglo, en cambio, obligó a cambiar de nuevo esos usos. La profesora universitaria detalló cada uno de los cambios que se produjeron en los viejos muelles de acuerdo con el proyecto del arquitecto Fernando Nanclares y del «plan Rañada». «Se consiguió rehabilitar el puerto histórico de Gijón, cambiar su uso pero sin olvidar su pasado», subrayó Rosa García Quirós.

Le tomó el relevo el tinerfeño Alberto Darias, que disertó sobre la regeneración del espacio cultural en la cara marítima de Santa Cruz de Tenerife. Las jornadas tocan hoy a su fin con otras dos conferencias en las que se analizará la transformación del Puerto de Avilés y la regeneración del entorno del estuario local.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario