sábado, 9 de enero de 2010

La vida se abre hueco en la ría

Los naturalistas que vigilan el estuario desde hace 20 años destacan la mejoría de fauna y lamentan la pérdida de hábitat
Veinte años. Éste es el tiempo que los miembros del grupo ornitológico Mavea lleva censando las aves acuáticas de la ría de Avilés y analizando la calidad ambiental del estuario. La organización que representa César Álvarez Laó hace ahora balance y, tras dos décadas de estudio, las conclusiones son alentadoras, pero desaconseja bajar la guardia: la ría ha ganado vida, aunque ha perdido hábitat. «A lo largo de estos años han disminuido los vertidos, por el cierre de algunas instalaciones industriales y la obligación legislativa de instalar depuradoras, pero se ha perdido hábitat, con la destrucción de las marismas de Recastrón», sentencia Laó, y añade: «También ha desaparecido la mayor parte de la comunidad vegetal halófila de la ensenada de Llodero al ensanchar la curva de Pachico y ha aumentado la erosión de las dunas de Zeluán debido a los dragados marítimos».

La falta de espacio no ha impedido, no obstante, que la vida regresara al estuario avilesino gracias a «la progresiva limpieza de las aguas, que ha abierto la puerta a la recolonización de organismos». Hace diez años, en la ría avilesina ya había mejillones y berberechos, especies que han seguido aumentado hasta hoy. «Si hay más presas (invertebrados) aumentan los depredadores (peces) y los que se los comen (principalmente aves). Un hecho destacado fue la llegada de la nutria hace tres años», explicó Laó.

Las aves acuáticas también se han hecho un hueco en la ría de Avilés. El pasado mes de diciembre, los integrantes de Mavea contabilizaron 21 aves acuáticas invernantes más que en 2000. «También es espectacular lo que está ocurriendo con una especie reproductora: el ánade azulón. De este pato sólo había dos parejas nidificantes hace tres años y en 2009 contabilizamos treinta. No conocemos un caso tan extraordinario en toda Asturias», subrayó Laó, quien añade: «Ante estos datos, y aunque en los años siguientes la vida silvestre de la ría probablemente siga en aumento por la mejoría de la calidad del agua, continuará habiendo demasiados problemas ambientales que harán que las grandes probabilidades que podría ofrecer nuestra ría se queden sólo en eso, en algo potencial». Mavea «cuelga» periódicamente en su blog -paxarosenlariadeaviles.blogspot.com- información sobre la situación ambiental de la ría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario