lunes, 28 de diciembre de 2009

El espartal tiene las dudas peor conservadas de Asturias


El Ministerio recomienda restaurar el cordón occidental así como aumentar el biodiversidad vegetal con el fin de rejuvenecer el sistema

El sistema dunar de El Espartal es de los peor conservados de los quince que se localizan en Asturias. Las dunas de la comarca tampoco salen bien paradas, según el inventario de los sistemas dunares de Asturias editado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Aún sin llegar al grado de degradación de El Espartal, tampoco están bien conservadas las dunas de Verdicio (Gozón) y las de San Juan de la Arena (Soto del Barco). En la comarca se salva el sistema dunar de Bayas, que el Ministerio considera que se encuentra en buen estado y el de Xagó, con una calificación de regular.

Las dunas de El Espartal, según el informe ministerial, han sufrido graves impactos a lo largo de su historia, entre ellos su utilización como fuente de arena con destino a la construcción y su uso como vertedero y escombrera derivado de actividades industriales y portuarias. Asimismo, la urbanización ha reducido el sistema dunar a menos de la mitad de su longitud. Las agresiones a las dunas comenzaron a finales del siglo XIX y se agravaron a mediados del siglo XX por las instalaciones industriales y por el desarrollo urbano.

El sistema dunar tiene una longitud de 1,7 kilómetros y limita al Oeste con Salinas, al Sur por el área industrial de Avilés y al Este por la zona portuaria. El desarrollo urbano que se inició en los años sesenta del pasado siglo parece que no ha cesado.

La primera regeneración de las dunas concluyó en 2002. Medio Ambiente actuó en una superficie de 16 hectáreas donde se eliminaron las plantas invasoras y se sustituyeron por 300.000 unidades de especies dunares. Asimismo se demolió la perrera y se instalaron 1,2 kilómetros de pasarelas de madera y se aportaron 50.000 metros cúbicos de arena a las dunas.

En el año 2005 concluyó una segunda intervención en el sistema dunar coincidiendo con el aporte de 545.000 metros cúbicos de arena a las playas de Salinas y San Juan de Nieva. Aprovechando aquellas obras se recuperaron 70.000 metros cuadrados de playa en la zona más oriental del arenal de San Juan de Nieva. En el informe de Medio Ambiente, el Ministerio considera la mitad oriental del sistema dunar «casi regenerado». No obstante, el propio informe ministerial recomienda restaurar el cordón en la zona occidental, la más castigada por las edificaciones, y aumentar la biodiversidad vegetal con el objetivo de conseguir una reactivación y rejuvenecimiento de la duna.

El Espartal está declarado como Monumento Natural por el Principado desde hace apenas dos años. Actualmente existe una polémica por el destino que se le dará a una finca, declarada suelo urbanizable por el Tribunal Supremo, y que limita con la zona urbanizada más próxima a Salinas.

El sistema dunar del playón de Bayas, según el mismo informe del Ministerio, está en un estado de conservación bastante aceptable debido en parte a su enorme dimensión -casi dos kilómetros de largo- y a la lejanía relativa de los núcleos habitados. No obstante, se recomienda el control de la vegetación invasora, sobre todo de pino marítimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario