viernes, 30 de julio de 2010

Las fábricas, la mina de Arnao y las playas serán los nuevos iconos turísticos de Avilés

Los responsables turísticos de la comarca ya tienen en su poder las bases para ejecutar el plan estratégico con el que se pretende que vengan más visitantes durante los próximos años. Así, entre los objetivos hasta 2013 están los de dar prioridad al turismo cultural y patrimonial, así como el de eventos y congresos y gastronómico; potenciar el «turismo de sol y playa» y sacar provecho al potencial industrial de la zona. En todos ello tendrán un papel importante complejos culturales como el Niemeyer y el futuro Museo de Avilés, además de la mina de Arnao y el castillo de Gauzón, entre otros.

El documento, que ayer presentaron Alberto Tirador, presidente de la Mancomunidad Comarca Avilés; Ana Concejo, concejala de Recursos Económico-Financieros de Avilés, y David Moro, consultor de Tea Cegos Consultur, servirá como base para la constitución de la sociedad mixta de Turismo, en la que participarán también la Cámara de Comercio, la FADE y la Ucayc. La previsión es que la nueva sociedad dé sus primeros pasos este mismo año.

«No queremos excursionistas, sino turistas que vengan a Avilés a dormir y a consumir. Por eso es importante crear ofertas turísticas a partir de los recursos que tiene la comarca», explicó Mora. Para ello, el plan estratégico se basa en cuatro ejes fundamentales: competitividad, concertación, sostenibilidad y posicionamiento. El primero, la competitividad, se centrará, entre otros objetivos, en potenciar el desarrollo de productos turísticos estructurados, mejorar la accesibilidad y las comunicaciones, diversificar la oferta turística de alojamiento y mejorar el paisaje urbano y otros entornos turísticos. El segundo, la concertación, se basará en fomentar la cooperación pública y privada entre los diferentes concejos y en promocionar el acercamiento del puerto a la ciudad.

El tercero, la sostenibilidad, gravitará sobre la idea de recuperar tradiciones y acontecimientos históricos, proteger, mantener y mejorar el patrimonio natural e histórico e incrementar el número de puestos de trabajo del sector. Finalmente, con el cuarto eje, el referido al posicionamiento, se aspira a mejorar la imagen exterior de la comarca Avilés, a diseñar y ejecutar un plan de promoción y comercialización y a seleccionar mercados y segmentos turísticos prioritarios.

«Pretendemos atraer turistas, principalmente, del Principado, de la Comunidad de Madrid, que es una gran fuente de turistas, y de Castilla y León, que tiene esta región como gran destino», apuntó Moro. No obstante, los responsables de la comarca no renuncian tampoco a hacer campañas para que lleguen visitantes de otros puntos del país, como Cataluña, Andalucía, País Vasco y la Comunidad Valenciana, o extranjeros, como de Alemania, Reino Unido, Francia o Estados Unidos.

La idea es que los nuevos productos turísticos que se realicen se distribuyan bien a través de agencias de viajes, bien por los propios hosteleros y hoteleros de la comarca a través de sus páginas web. Así, por ejemplo, se podrían promocionar paquetes turísticos como «Comarca Avilés, la mar de Sabores», basado en una ruta gastronómica de fin de semana, o la ruta «Avilés al caer la tarde», con veladas gastronómicas y alojamiento

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario