sábado, 31 de julio de 2010

El Cordar de Urbiés


Uribés es famoso por su tradicional queso Picón.
Comienza la ruta desde las inmediaciones de los puentes de La Llera (420 m.) lugar perteneciente al valle de Turón y situado en el kilómetro 14 de la carretera AS-337 Figaredo-Sotrondio. En La Llera tomaremos un camino hormigonado, sendero P. R. AS-34, que acomete por la dura pendiente de la ladera del cordal. Discurre entre castaños y con amplias revueltas que facilitan la subida. Más arriba pasaremos al lado de la aldea del Lleu, después proseguimos con la remontada a cuyo término nos emplazamos en El Artusu.


Las casas en ruinas de este antiguo asentamiento siguen alineadas a la vera del camino, el cual se introduce de nuevo en el bosque. Por ahí transitamos por un tramo llano y después acometemos por el sinuoso camino real de San Justo que contornea el profunda riega, culminando en esta localidad por su costado oriental. La aldea de San Justo, medio deshabitada y comunicada con el centro urbano de Turón por una estrecha carretera, se asienta en la ladera meridional del pico Cogollu (1.021 m), el «techo» de Langreo. San Justo (740 m.) (3,5 m. en 1 h. y 40 min. de marcha) está considerado como el pueblo más alto y antiguo del municipio de Mieres. En medio del mismo se levanta una ermita dedicada a los santos Justo y Pastor, cuya referencia escrita más antigua parte de un diploma real de 857 por el que Ordoño I dona la ermita a la feligresía de San Martín de Turón. Su primera transformación data del siglo XV durante los esplendorosos años del peregrinaje a Santiago y posee un valioso retablo churrigueresco del siglo XVII.


En San Justo aún se puede contemplar la edificación que originariamente fue cenobio y hospital de peregrinos. En el dintel de entrada está grabado un llamativo epígrafe. Otro, de las mismas características y fechado en el año 1795 se puede observar en el dintel de la casa contigua.

En otra casa próxima a la ermita y sin duda dependiente anteriormente de ella, se encuentran dos lápidas una de ellas fechada en 1681.


Proseguimos con el itinerario que asciende por la pista en sentido oriental hacia el Alto de La Mozqueta, enlazando allí con la carretera local LA-7. Muy cerca de la Campa Les Abeyes conectaremos con el sendero PR. AS-44 el cual discurre por el antiguo camino de peregrinos en dirección a la ermita del Carbayu de Langreo.


Obviando ese destino la ruta prosigue al frente por lo cimero del cordal de Urbiés que nos muestra abiertos horizontes hacia toda la región, sobresaliendo el rosario de montañas del macizo de Las Ubiñas


En la Campa de Urbiés (900 m.) (6 km. en 2 h. y 40 min. de marcha) y punto culminante de esta ruta, comienza el largo descenso hacia La Llera. El camino, muy marcado y cubierto de castaños y hayas, surca esta ladera hasta cruzar el arroyo Recerezal. Por ahí llegamos a Urbiés por el barrio de Corralduxu.


Urbiés es famoso por su artesanal queso picón, reuniendo también un gran número de elementos etnográficos: hórreos, establos, etcétera.


El itinerario ha de continuar hacia La Llera, prosiguiendo el retorno por camino tradicional de La Vegona. Una vez aquí, conectaremos con la carretera AS-337 y por ella proseguimos la andadura en franco descenso hasta alcanzar La Llera, que es punto de inicio y final de este sendero circular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario